Servicios2019-08-28T06:21:27+00:00

Servicios

La esencia del coaching es única: busca la mejora y el crecimiento de la persona en su conjunto. Sin embargo existen dos modalidades: el coaching ejecutivo y el coaching personal. La principal diferencia es que el primero hace hincapié en el rol o roles que desempeña la persona en su trabajo, pero ambos tienen muchas cosas en común.

Coaching ejecutivo

Coaching ejecutivo

Está dirigido a profesionales que quieran dar lo mejor de si mismos. Poniendo foco en el desarrollo del potencial de ser (actitudes y valores esenciales) y de hacer (competencias y habilidades) para lograr resultados:

  • Desarrollar competencias ante un nuevo reto profesional.
  • Esclarecer tus metas y/o descubrir tu propósito superior.
  • Alinear tu visión, misión y valores personales con los de la organización.
  • Mejorar tu integración en el equipo directivo.
  • Mejorar tu capacidad de reflexión y análisis conjugando intuición e intelecto.
  • Mejorar tus relaciones.
  • Liderar de forma consciente.
  • Equilibrar tu vida profesional y personal.
  • Gestionar mejor tu tiempo.
  • Gestionar el estrés.
  • Mejorar tu automotivación.
  • Hacer menos y lograr más resultados.

Coaching personal

Está dirigido a cualquier persona con ganas de crecer, de mejorar o de cambiar algo en su vida. La base es el autoconocimiento y el desarrollo del potencial en su conjunto. Un potencial que está por desarrollar en muchos casos. Desde ahí podrás:

  • Mejorar tus relaciones.
  • Gestionar mejor tu tiempo.
  • Gestionar el estrés.
  • Liberarte de tus miedos y limitaciones.
  • Ganar en confianza.
  • Aprender a amar.
  • Marcarte un rumbo.
  • Alcanzar tus sueños.
  • Encontrar tu equilibrio.
  • Esclarecer lo que te hace valioso como ser humano
  • Disfrutar del momento.
  • Mejorar tu rendimiento personal.
  • Avanzar en tu desarrollo espiritual.

Así funciona el coaching.

Por lo general un programa de coaching consiste en sesiones semanales o quincenales de 60-90 minutos de duración.

En cada encuentro, el cliente elige el foco de conversación, mientras que el coach escucha y aporta observaciones y nuevas preguntas. Esta interacción ilumina la realidad y conduce al cliente a la acción.

Generalmente, un proceso de coaching dura en promedio entre 2 y 4 meses, lo que dependerá de los objetivos y del compromiso del cliente con la acción y el aprendizaje.

En mi papel de coach

…te acompañaré para ayudarte a alcanzar/ conseguir tus objetivos

  • Te haré preguntas que te permitan esclarecer tu realidad, tomar conciencia y motivarte al cambio.
  • Te ayudaré a alinear tus objetivos con las cosas que realmente son importantes para ti: tus valores.
  • Te ayudaré a explorar nuevas perspectivas, a tomar decisiones.
  • Te ayudaré a establecer planes de acción y a realizar su seguimiento.
  • Te ayudaré a descubrir las creencias que te alejan de tus objetivos, para que seas tú quien, si quiere, pueda cambiarlas.
  • Celebraremos juntos tus éxitos y el aprendizaje que proviene de los fracasos.
  • No te juzgaré.
  • No te diré lo que tienes que hacer.
  • No recurriré a analizar tu pasado.

¿Te puedo ayudar?

Si necesitas más información sobre mis servicios o tienes cualquier duda, ponte en contacto conmigo.

Contactar